Danielside

informática softwarelibre divagaciones música

Divagaciones, Tecnología

Con ciertas tecnologías, la realidad tiene los días contados

Me resulta fascinante y al mismo tiempo aterradora la tecnología emergente DeepFake, aquélla tecnología que permite hacer que personas vivas o muertas digan y hagan cosas que no han dicho realmente, mediante la creación de vídeos donde se simulan sus rasgos y movimientos y su tono de voz, sus inflexiones, acento, etc.

En el lado anecdótico puede ser gracioso ver vídeos de Lola Flores anunciando cerveza o todos los vídeos de Tom Cruise que están circulando, pero hay una vertiente más preocupante.

Creo que en pocas cabezas cabe ser pro Trump por motivos obvios. El tipo salió y entró otro tipo que la verdad es que tampoco me apasiona.

Con el tiempo, Joe Biden ha ido protagonizando “episodios” de olvido, caídas e idas de pinza en general que hacen pensar ¿y ahora a qué otro demente han colocado en su lugar?

El mundo está extremadamente polarizado y los debates de una alternativa contra otra están a la orden del día. Cualquier acérrimo defensor de Trump podría empezar ahora esos documentos visuales para desacreditar a Biden. Pero sostengo que cada vez tienen menos sentido estas confrontaciones, porque se ha vuelto prácticamente imposible, a través de lo que nos envía la Matrix, conocer al 100% la verdad ¿Y por qué?

Pues porque…. ¿y si esos vídeos de los problemas de Biden fueran a su vez DeepFake?

Divagaciones

No somos binarios

Una pequeña reflexión para compartir un pensamiento sobre la tremenda polarización a la que nos vemos sometidos en estos momentos debido a una forma de pensar binaria.

No somos ordenadores, no debemos pensar en binario, porque ese instrumento lo utiliza el poder para que nunca avancemos.

Yo no soy de derechas ni de izquierdas, eso está desfasado, soy de solucionar problemas. Identificarse con un “bando” es seguir en el fango siglo tras siglo. Debes ser capitalista o comunista, monárquico o republicano. Ambos modelos y formas de Estado han acabado en ruina y baños de sangre a lo largo de la historia de la humanidad, quizá es momento de abandonar las ideologías y solucionar problemas.

Ahora mismo hay covidianos convencidos de todo lo que expulsa la caja idiotizante con luces y al mismo tiempo hay anticovidianos convencidos. Unos se rien de los otros -en el mejor de los casos- y en el peor caso se odian. ¿Nadie puede pensar que puede haber algún término medio de verdad en la cual hay efectivamente un problema que ha sido exagerado o subestimado por ambos “bandos”?

Existen los creyentes del cambio climático que han comprado la idea de que somos los únicos culpables de todo y de otro lado los negacionistas que niegan el cambio por completo. Esa polarización nos impide pensar tranquilamente en la verdad más probable: que hay de hecho un cambio climático, que siempre lo ha habido a lo largo de la historia de la Tierra, y que probablemente tengamos algo que ver, pero que quizá sea solo uno de los múltiples cambios que ha habido en milenios.

Si nos liberamos del ruido y reflexionamos, además de no odiar al que piensa en 0 cuanto tú piensas en 1, nos irá mucho mejor.

Divagaciones

¿Es un colapso del sistema?

¿Hay que resetear?

Mientras sigamos:

  • Consumiendo y tirando mientras como si no hubiera un mañana
  • Gritando y ensuciando
  • Drogándonos
  • Dando soporte a una industria de tortura y masacre animal, me da igual que sea por “alimentación” o por “ocio”
  • Haciendo el juego al poder cayendo en la trampa de la polarización (oficialistas covidianos vs. negacionistas, por ejemplo) y enfrentándonos agriamente entre nosotros y consecuentemente haciendo que el poder se descojone
  • Arrasando el planeta con el turismo barato de postureo y foto en instagram (eeejjjqueee me encantaaa viajaaaaarr)
  • Seamos víctimas de nuestras emociones y necesitemos “experiencias” cada microsegundo para que nuestra vida sea “interesante” y “productiva” y no seamos capaces de estar sin hacer nada durante 2 minutos seguidos
  • Necesitando cada vez más “datos ilimitados” para ver estrimings absurdos de series para comerte el coco, generando un consumo de energía inaceptable
  • Huyendo de nosotros mismos en una carrera hacia el hoyo

Pues bien, mientras esa sea nuestra actitud hacia el planeta, hacia nosotros mismos, hacia nuestros semejantes y hacia el resto de criaturas inteligentes que habitan el planeta (de entre las cuales, la especie humana es la que menos) esto solo ha sido el principio.

Después de ver opiniones de uno y otro lado y mucho pensar, pienso que estamos ante el primer aviso de colapso grave del sistema que tenemos montado aquí en el planeta. Y nadie nos va a salvar, solo nosotros mismos. La auténtica revolución está en el interior de cada uno y cada uno sabe lo que tiene que hacer, porque “ya está to el pescao vendío”.

Suerte.

Divagaciones

Reflexión

El momento en el que uno se imagina, por un instante, en que las empresas de “ciberseguridad” sean las que estén detrás de los “ciberataques” tan frecuentes en nuestros días, con el objetivo de crear miedo y así aumentar sus ventas.

No es nada nuevo y Don Corleone lo sabía.

2 comentarios

Divagaciones, Música

Buckethead

Recientemente ha venido otra vez a mi vida un ser increible que se hace llamar Buckethead. Hace años que conozco su música, nunca se irá de gira con el G3 ni saldrá en los listados de los 10 mejores guitarristas de cualquier género, pero musicalmente puede que estemos ante uno de los mayores genios de todos los tiempos ¿por qué no es tan conocido?

Seguir leyendo…

Divagaciones

Día de elecciones

Una pequeña ¿ficción?

Era día de elecciones y le quedaba una dura hora de trabajo por delante, así que sin más dilación se puso a la tarea.

Muy pocos recordaban -con el barniz de nostalgia que da la memoria falible- aquéllos días del ritual de las elecciones en las que se acudía a los colegios electorales, se echaba la mañana charlando, se acudía a misa, luego a por el aperitivo y eso de las ocho de la tarde se arrellanaba uno en el sofá a ver el desenlace del drama, con esos contadores de escaños de diversos colores. Al final, la alegría del vencedor y la tristeza del vencido y al día siguiente todo seguiría más o menos igual.

En su lugar, la Inteligencia Artificial comenzó a computar. Ya que las personas “no tenían nada que esconder”, se decidió usar esa afirmación en beneficio de la economía.

Comenzó pulsando la actividad en las redes sociales: análisis semántico de frases en el muro, personas a las que sigue, personas que le siguen, participación en discusiones. Todo ello era una mina de oro para trazar el perfil de cada individuo. Enriqueció el conjunto con todas las conversaciones captadas de las notas de voz de las aplicaciones de mensajería instantánea y todo lo recogido de los micrófonos de esas teles tan listas que tenían en sus salones y, por encima de todo, en los bares, que es donde se desatan las pasiones. La lista de canales y programas de televisíón que se veían habitualmente también era un buen indicativo de la tendencia.

No convencida del todo, la IA decidió tirar también de los asistentes de voz y, por qué no, de los cada vez más pasados de moda correos electrónicos. Mientras el algoritmo no se tambaleara, todo sumaba.

El sistema contaba con base suficiente para conocer el reparto de escaños en las Cortes con una exactitud en la predicción del 99,99%, pero sus administradores no tenían ganas de vivir aquellos días de falta de acuerdo en la elección el presidente del Gobierno, de manera que decidió tirar del índice de escándalos recientes de cada partido analizando las webs de los diarios más rebeldes (que por tanto, convenían al Sistema) y decidió introducir un pequeñísimo sesgo y también apartar a 3 personas de las listas (no directamente, simplemente publicó en un par de medios importantes unos escándalos fabricados y la opinión pública terminó haciendo su trabajo).

El día de las elecciones a eso de las 8 de la tarde empezó a escupir números en una sucesión aleatoria, para llegar al final al resultado que ya había calculado (esto era una pequeña licencia poética, nadie había ido a votar realmente). La Inteligencia Artificial redactó y envió las notificaciones de nombramiento para los futuros diputados y senadores y cambió de tarea. Le esperaban 4 duros años de recopilación de datos.

1 comentario

Divagaciones, Legal

¡RPT Top 5!

Estas alegrías no duran mucho, pero está bien formar parte del top 5 de aplicaciones de pago en España durante un rato. Seguro que cuando le déis click ya será otra cosa:

Top aplicaciones Pago en España 27 junio

Top aplicaciones Pago en España 27 junio

¿a qué estás esperando?

2 comentarios

Divagaciones

El marketin en tiempos de redes sociales

Sí, el marketin, así sin la g.

Voy a poner una proclama de una empresa que he visto en linkedin

Damos comienzo a nuestro #KickOff2019. Trabajamos mirando al horizonte. Lo hacemos como Platform As A Service Oriented Company y con el objetivo de marcar la diferencia en un 2019 Customer Centric con enfoque Data Driven. ¡Ponte On! #fuelyourbusiness #kickoff #customercentric #datadriven

A mi lo que me viene a la cabeza es

¿Y así en español y para que nos entendamos, QUÉ SE SUPONE QUE HACÉIS?

Sin embargo este otro cartel tiene todo lo necesario: El nombre de la empresa hace referencia a su actividad y te cuenta lo que hacen, además de ser llamativo:

MecanicA

MecanicA

Divagaciones

Tecnología de la que nadie hablará de aquí a 5 años

Hoy me he venido muy arriba. Si se consultan con regularidad sitios como Linkedin, veréis que está llenos de humo. Guruses colgando infografías para colarle cursos a algún despistado y darle un certificado en pdf que puedan colgar en su perfil.

La historia de la Informática está llena de momentos de humo. Hoy me atrevo a vaticinar tecnologías de las que nadie hablará de aquí a poco tiempo:

  • Blockchain

Cuando se me vayan ocurriendo las iré añadiendo. ¿Alguna más se os ocurre? ¿me he pasado tres pedanías?

Divagaciones

Todo lo no abierto, interoperable y basado en estándares será arrasado

Es la era de lo abierto, el secuestro del cliente por parte del vendedor va a terminar y debe terminar. Incluso el gigante Microsoft ha empezado a verlo, como lo demuestra el proceso de apertura constante de sus soluciones. Ya es posible tener .NET y SQL Server en Linux.

La gota que colma el vaso es su reciente abandono de Internet Explorer. A los programadores nos lleva años haciendo la vida imposible por no seguir los estándares de HTML, ECMAScript y otros. Se creían que haciéndolo diferente podrían retener clientes de por vida. Pero llegaron Mozilla y otros y arrasaron y estos se quedaron solos. Ahora reculan porque nadie usa Internet Explorer.

Lo mejor es software libre, por supuesto, pero es un largo camino. Al menos necesitamos estándares, apertura y compatibilidad. La Informática es una ciencia nueva, pero echad un vistazo a cualquier ingeniería y se verá que ninguna ha prosperado sin estándares.

¿Qué pasó en la industria del PC? Lo mismo, que IBM se forró durante unos años vendiendo PCs no compatibles. El resto de fabricantes se aliaron para seguir un estándar distinto e IBM perdió ese jugoso mercado.

Todo lo cerrado será arrasado. También vale para las redes antisociales, que son silos cerrados. ¿Donde están MySpace, Tuenti, Google+…? pues posiblemente donde estén dentro de nada Facebook y Twitter. Y lo lamentable es que grandes presupuestos de publicidad se irán a “tener presencia” en estos medios que inevitablemente van a morir.