Danielside

informática softwarelibre divagaciones música

Buckethead

Recientemente ha venido otra vez a mi vida un ser increible que se hace llamar Buckethead. Hace años que conozco su música, nunca se irá de gira con el G3 ni saldrá en los listados de los 10 mejores guitarristas de cualquier género, pero musicalmente puede que estemos ante uno de los mayores genios de todos los tiempos ¿por qué no es tan conocido?

Nadie conoce el rostro de Buckethead, por Internet hay supuestas fotos pero no hay nada claro al respecto. Se trata de un tipo que un día decidió colocarse un cubo de Kentucky Fried Chicken en la cabeza y una máscara sobre el rostro, y simplemente dejar que su música hablara por él.

Tiene una extraña fijación con los pollos de goma, odia el dinero, utiliza un killswitch en su guitarra como probablemente nadie lo haga en el multiverso, hace el robot mucho mejor que Ross Geller (y mientras toca la guitarra), hace demostraciones de nunchakus en sus shows y al final de los mismos regala juguetes. ¡Ah! y se hizo más conocido por sustituir a Slash en Guns’N’Roses durante un tiempo (aunque no se quitó la máscara).

Buckethead

Buckethead

Parafernalia aparte, su producción musical es alucinante tanto en cantidad como en calidad, que va desde lo más heavy a lo más melódico. Yo le conocí hace un montón de años por el album “Electric Tears”, en el que nos comunica mucho más con su guitarra que todos los grupos que han pasado por la MTV en toda su existencia (bueno quitando Dream Theater). En concreto me marcó su versión del Concierto de Aranjuez del maestro Joaquín Rodrigo, que es curiosa porque en realidad es una versión de la que hizo Miles Davis, es decir es versión de versión, pero es alucinante (https://www.youtube.com/watch?v=FVwgMvHFbP0).

Así que bienvenidos al universo del guitarrista del cubo en la cabeza, difícilmente podréis escapar.

Más rollo en: https://es.wikipedia.org/wiki/Buckethead


Archivado en categoría(s) Divagaciones, Música

Enlace permanente



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *