Danielside

informática softwarelibre divagaciones música

Con ciertas tecnologías, la realidad tiene los días contados

Me resulta fascinante y al mismo tiempo aterradora la tecnología emergente DeepFake, aquélla tecnología que permite hacer que personas vivas o muertas digan y hagan cosas que no han dicho realmente, mediante la creación de vídeos donde se simulan sus rasgos y movimientos y su tono de voz, sus inflexiones, acento, etc.

En el lado anecdótico puede ser gracioso ver vídeos de Lola Flores anunciando cerveza o todos los vídeos de Tom Cruise que están circulando, pero hay una vertiente más preocupante.

Creo que en pocas cabezas cabe ser pro Trump por motivos obvios. El tipo salió y entró otro tipo que la verdad es que tampoco me apasiona.

Con el tiempo, Joe Biden ha ido protagonizando “episodios” de olvido, caídas e idas de pinza en general que hacen pensar ¿y ahora a qué otro demente han colocado en su lugar?

El mundo está extremadamente polarizado y los debates de una alternativa contra otra están a la orden del día. Cualquier acérrimo defensor de Trump podría empezar ahora esos documentos visuales para desacreditar a Biden. Pero sostengo que cada vez tienen menos sentido estas confrontaciones, porque se ha vuelto prácticamente imposible, a través de lo que nos envía la Matrix, conocer al 100% la verdad ¿Y por qué?

Pues porque…. ¿y si esos vídeos de los problemas de Biden fueran a su vez DeepFake?


Archivado en categoría(s) Divagaciones, Tecnología

Enlace permanente



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.