Danielside

informática softwarelibre divagaciones música

Le damos vida al Eee 701… con XP

No con Xtreme Programming, no. Con Windows XP.

La verdad es que Microsoft nunca jamás igualará la eficiencia de este sistema operativo, es increible como se comporta en esta vetusta máquina. Todo ocurre de manera inmediata, olvídate de darle a Inicio y esperar, abrir una foto y esperar, aplicar mil actualizaciones y esperar… y romper…

Este lo tenía por ahí de hace bastantes años ya, obviamente ha albergado varias distribuciones ligeras, principalmente Debian y Alpine. Pero al ser distribuciones actuales, la verdad es que le cuesta (en cambio el 901 con Alpine e i3 va muy bien).

Para quien no lo conozca, ahí va un resumen de “la bestia”:

  • Intel Celeron 900Mhz
  • 1G RAM (originalmente 512M)
  • Gráficos Intel GMA950
  • 4G disco duro
  • 3xUSB 2.0
  • Wifi 802.11b/g
  • Salida VGA
  • Ranura tarjetas SD

El primer paso es bastante común a equipos tan antiguos. La pila CR2032 que mantiene los valores de la CMOS se agota y el ordenador olvida la fecha y la hora. En un sobremesa es bastante sencillo, porque basta con buscar una CR2032 nueva (la más común de todas las pilas del botón) y cambiarla. Pero en los portátiles tienes que comprar una especial, una que viene con un pequeño conector a la placa. Olvidaos de buscar la específica para una marca concreta (os clavan) porque todas las que he visto son idénticas y en eBay valen 4 euros.

Superado esto, tiré del DVD de recuperación del sistema que pude recuperar de este maravilloso baúl de los recuerdos: https://archive.org/details/WinXPHomeSP2ESP_ASUSEeePC701. Esto lo tosté en un DVD y usé una unidad lectora externa por USB. Arranca una versión de un programa de Symantec que te instala XP en un plis.

A día de hoy, Windows XP tal y como está en ese DVD no sirve para Internet, por dos motivos: todos los certificados de las autoridades raíz de certificación están caducados (o faltan) y con el cliente wifi por defecto no se puede conectar a las redes actuales con los módulos de seguridad actualizados.

Para solventar el primer problema primero tuve que buscar el driver más actual de la tarjeta wifi de Atheros, que pude instalar. Seguidamente, busqué el cliente Wifi también de Atheros. En Windows XP podías configurar que fuera él mismo quien gestionara las redes (recuerdo que siempre lo hacía mal) o un programa externo que, supongo que usando la misma API de Windows, solventara la papeleta. Con este cliente de Atheros ya pude conectar el sistema a mi router, que utiliza WPA2 AES.

Seguidamente, encontré un repositorio Github que contenía las autoridades de certificación más actuales listas para instalar (incluida Let’s Encrypt). Con esto, ya se puede navegar por la mayoría de los sitios con TLS (por el mio no, porque soy muy restrictivo con la configuración y no admito los algoritmos más antiguos).

Obviamente Internet Explorer no sirve para nada (ni esta versión ni ninguna). Así que estuve buscando versiones antiguas de Palemoon para Windows, un fork de Firefox muy recomendable e increiblemente ligero. Supuestamente la versión 24 funcionaba con Windows XP, pero daba un error relativo al kernel, esperando cierta función que no encontrada (alguna DLL que no recuerdo).

Esto me sonaba a los service packs, oscuros parches que hacen un poco de todo. Y acerté. Con paciencia conseguí instalar primero el service pack 2 y luego el 3. Y Palemoon consiguió lo que buscaba.

Finalmente busqué algunas aplicaciones portables para XP y di con LibreOffice 5 (no va mal de velocidad) y hasta con el cliente de Telegram. Comentar también que la suite de ofimática que venía en la imagen, Microsoft Works, va muy bien, muy rápido.

Con Windows XP y la wifi la batería dura unas dos horas, mucho mejor que lo que duraba con Alpine Linux. Obviamente la comparación no es justa porque se trata de un kernel Linux actual, pero la verdad es que impresiona la ligereza de uso de recursos. Al final, se ha convertido en un equipo que se puede usar.

Y si te interesa esta pieza de coleccionista, lo tengo en Wallapop.


Archivado en categoría(s) AntiObsolescencia

Enlace permanente



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.