Danielside

informática softwarelibre divagaciones música

Beardfish – Comfort Zone

Han pasado casi 3 años desde la última pieza del día no diaria, eso demuestra claramente que diaria no es. Obviamente hemos tenido toneladas de novedades y hoy vengo con uno de los grupos de la escena prog a los que se suele hacer menos caso en casi todas las publicaciones especializadas, pero con más talento en la actualidad: los suecos -como no- Beardfish.

Pillad a Gentle Giant. Esos que definieron muchos aspectos de lo que hoy se viene a llamar neo-prog. Ahora pillad a Jack Black -sí el que estáis pensando- y metedlo en la thermomix (temperatura Varoma, velocidad 1) ¡y sale Beardfish!

Desde su puesta en escena, sus letras cargadas de humor, sus estructuras a medio camino entre un rock setentero pelao y complejas estructuras sinfónicas, todo hace de esta banda algo realmente original que hay que escuchar.

Hoy os traigo 9 minutos y medio de maestría con una de las piezas más destacadas de su último disco +4626-COMFORTZONE, que es el tema que acabo de poner en el título de la entrada. Cuenta con montones de secciones diferentes pero perfectamente enlazadas (aprende Dream T.) y cuando te crees que vas a un sitio terminas yendo a otro. Empieza con un rollo como muy melódico para hacer una transición a zonas de King Crimson y luego… pues nada ¡dale al play!


Archivado en categoría(s) La pieza del día no diaria, Música

Enlace permanente



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *