Danielside

informática softwarelibre divagaciones música

Lo que hago después de instalar firefox

Es definitivo, palpable y evidente. Ha saltado a la palestra. Gracias a mártires como Assange y Snowden está en boca del pueblo que nos monitorizan y espían 24×7. Habrá quien se rinda y termine de entregar toda su vida. Habrá quien se resista al menos un poco y siga luchando en la parte que le toca. No creo que podamos simplemente pensar “si ya estamos vigilados qué más da” o “para lo que tengo que decir…”.

La parte que me parece más peligrosa es “para lo que tengo que decir…” porque es una frase muy relativa. Relativa al tiempo, porque si entregas tu libertad hoy para asuntos triviales con ciertas herramientas, tú no sabes para qué estarás usando esas herramientas en el futuro. Imagina que entregas tu libertad hoy en WhatsApp -que tengo el placer de no poseer- para hablar de fútbol y enviar felicitaciones de navidad. ¿Hay alguien que te puede garantizar que WhatsApp no sea mañana el canal usado por tu banco, por la Administración o por cualquier otra entidad con información sensible?

Por eso creo que debemos resistirnos, debemos ser usuarios de tecnología más conscientes y tratar de defendernos. En este artículo explico lo que hago con un firefox recién instalado.

Hay una página que recomiendo encarecidamente para encontrar todo tipo de software que respeta tu libertad y privacidad: https://prism-break.org/. Hay software para una gran variedad de plataformas y desde ahí se enlaza también a la extensiones firefox de las que voy a hablar. El título viene a decir algo así como “escapa de PRISM”, en plan “Prison Break” donde unos simpáticos muchachos intentaban escaparse de la cárcel. El juego de palabras es magistral, y fonéticamente en inglés también se parecen “PRISM” y “Prison”.

Disconnect

https://disconnect.me/disconnect

Es una extensión de firefox que detecta y desactiva los trackers invisibles presentes en multitud de webs. Los trackers son fragmentos de código presentes en las páginas web que visitamos. Sirven para enviarte publicidad personalizada principalmente, ya que esos trackers “te persiguen” de un sitio a otro y sabe de donde a donde has ido navegando. Así, recopilan información para tu IP y te trazan un perfil de navegación muy completito. Otra categoría son los que se usan para las estadísticas de los sitios.

Una de las ventajas adicionales de desactivar estos pequeños fragmentos de espionaje, es que los sitios cargarán más rápido. También te elimina la publicidad de sitios como Facebook.

Self-destructing cookies

https://addons.mozilla.org/es/firefox/addon/self-destructing-cookies/

O auto destrucción de cookies. Las cookies son pequeños ficheros de información textual que se guardan en tu ordenador. Sirven para cosas loables como mantener abierta una sesión o para propósitos más dudosos. En concreto la cookie PREF de Google se ha revelado como particularmente omnipresente e indestructible. Incluso aparece en navegadores de ordenadores recién instalados, que nunca habían visitado ninguna página de Google.

Cuando instales esta extensión, verás que aparece un cartelito arriba notificando de destrucciones de Google. Una experiencia muy curiosa es que estoy viendo un vídeo en algún portal de streaming, teniendo solo abiertos estos portales, y Google continua mandándote la cookie una y otra vez -pero la extensión la destruye- incluso aunque no estés navegando.

Para que un sitio determinado funcione como antes, solo hay que ir a ese sitio y buscar el icono de la extensión abajo a la derecha, que estará en rojo. Se abre y se pulsa “never”. A partir de ese momento se pone en verde y se aceptan todas las cookies de tal sitio.

Adblock Edge

https://addons.mozilla.org/es/firefox/addon/adblock-edge/

La última de las extensiones interesantes que siempre instalo es Adblock, que sirve para bloquear publicidad. Está orientado a bloquear scripts publicitarios en base a listas creadas de manera colaborativa. Se puede configurar en modo lista negra / lista blanca y tiene muchas opciones interesantes.

Conclusiones

No se para vosotros, pero para mi lo que están haciendo con la navegación en Internet es como si cada vez que entraras a un centro comercial tuvieras a un señor pegado al c*** anotando qué tiendas visitas y qué compras, además de cual es tu patrón de visitas -de qué tienda a qué tienda saltas- y las horas a las que lo haces. Creo firmemente que si no estás dispuesto a que ese señor te siga de tienda en tienda, tampoco deberías permitir los trackers, las cookies y la publicidad.


Archivado en categoría(s) GNU/Linux, Legal, Seguridad, Software Libre, Uncategorized

Enlace permanente


  • Otra extensión muy interesante es WOT (Web Of Trust, https://addons.mozilla.org/es/firefox/addon/wot-safe-browsing-tool/) que te indica el grado de reputación que tiene un sitio web.

    Te avisa cuando entras en páginas de baja reputación (malwares, etc.).
    Además, en las páginas de resultados de Google te marca el grado de confianza de cada enlace.

    Vamos, que con esta extensión te vas a ahorrar más de un disgusto!

    1. daniel dice:

      ¡me la apunto!


  • Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *