Danielside

informática softwarelibre divagaciones música

Migrar a sistema GNU/Linux 100% libre (I)

Cuando ya soy usuario satisfecho de Ubuntu por varios años, un magnífico sistema que ha ayudado definitivamente a la adopción masiva de GNU/Linux, creo que ha llegado el momento de intentar el siguiente nivel. ¿Se puede vivir con un sistema operativo GNU/Linux 100% libre?

Porque Ubuntu no lo es al 100%. Las distribuciones más populares -Debian, Fedora, Mandriva, Red Hat, etc. – no lo son y además animan a la instalación de componentes no libres en el sistema. La Free Software Foundation explica por qué no recomiendan el uso de estas distribuciones, detallando los motivos, en why we don’t endorse other systems (por qué no recomendamos otros sistemas, aparte de los que recomiendan 100% libres)

Así que inspirado por el magnífico libro No Impact Man, que detalla las andanzas de un neoyorquino y su familia – esposa, hija, perro- por llevar una vida de mínimo impacto ambiental durante el período de un año, me animé a escribir una serie de entradas, empezando ahora, sobre la transición al uso de un sistema operativo totalmente libre con todo lo que ello conlleva. Salvando las distancias con un proyecto mucho más radical, como lo fue el de esta familia.

Y la primera pregunta y misión es obvia: buscar la distribución adecuada. La FSF mantiene una lista de distribuciones que recomienda, 100% libres. Entre ellas destacan gNewSense -a la que parece que el mismo Richard Stallman se ha pasado- y Trisquel.

Trisquel es una distribución gallega y española basada en Ubuntu, en la que se ha eliminado todo rastro de componente de software privativo. Parece que están haciendo un gran trabajo, como se demuestra su elección para ser la distro que viene con la tarjeta de asociado a la FSF. Se trata de una memoria USB formato tarjeta de crédito con una live de Trisquel y 150 Mb de almacenamiento persistente y te la mandan si te asocias por al menos $10 al mes.

Probando la versión live, me gusta mucho el aspecto de un Trisquel “pelao”, un tema de líneas sencillas y realmente bonito. Presenta una sola barra inferior con transparencia, en la que las aplicaciones en ejecución se van mostrando en dos filas en lugar de una, dejando espacio para más. Me gustó mucho también la selección de software por defecto, incluyendo Exaile y el Centro de Control, así como la configuración de Compiz.

Viendo que todo más o menos funcionaba bien y mi hardware se llevaba bien con Trisquel, estuve pensando qué hacer, si hacer hueco para Trisquel en mi disco duro o tirarme al abismo. Y llegué a la conclusión de que el proyecto tiene más mérito si abandono directamente Ubuntu y me tiro al abismo, así que hice la copia de seguridad, tosté Trisquel 4.01 Taranis, e instalé. Si quieres seguir mi evolución quizá te interese suscribirte al feed de esta categoría


Archivado en categoría(s) GNU/Linux, MigracionLinuxLibre

Enlace permanente


  • DwLinuxero dice:

    Hay otra distribución basada en Debian 100% libre llamada Musix es algo así como una DreamStudio o Ubuntu Studio pero 100% libre con el mismo propósito (composición multimedia en general) pero usando software 100% libre
    Saludos


  • Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *