Danielside

informática softwarelibre divagaciones música

¿Concierto perfecto? Sí, Transatlantic en La Riviera

Escribo ésto desde la distancia temporal al concierto, bastantes dias después, para no estar influido por una emoción que me dejó 3 dias en estado de shock despues del show que estos cinco magníficos nos regalaron el 13 de Mayo de 2010 en Madrid. “Los sueños se cumplen”, como dijo Mike Portnoy. Y es muy cierto, porque despues de alucinar con “Live In Europe” jamás imaginé que se reunirían de nuevo y que yo los vería. Gracias Neal Morse.

Y la distancia no ha hecho que deje de estar emocionado por el mejor concierto de mi vida y que difícilmente será superado. A lo largo de los años he visto a muchos grupos y en diversas circunstancias, pero nunca había asistido a un espectáculo de 3 horas y media que se pasaron como dos y que encima por mi que hubiera durado 10.

Tuve la suerte de disfrutar esta experiencia desde la primera fila, bien pegadito al maestro Portnoy. Como estoy intentando aprender a tocar la batería, me ha dado una master class gratuita uno de los mejores, de 3 horas y media, y con canciones reales ¿quien da más? En fin, que hago disgresiones… como hay que estar al lado de alguien, no pude estar al lado de todos que hubiera sido lo ideal, pero voy a intentar hablar del concierto repasando el papel de cada uno de los miembros de Transatlantic, creo que puede ser un comentario de concierto un poco diferente.

Roine Stolt

Mr. Roine Stolt (The Flower Kings)

Mr. Roine Stolt (The Flower Kings)

El guitarrista de The Flower Kings es un tipo muy inspirado y con una voz peculiar y muy interesante, premiada con cada vez más minutos en los discos de Transatlantic. Roine Stolt no participa mucho en los procesos de composición de Transatlantic, pero es un pedazo de profesional en directo, concentradísimo y que no falla una, y con unas líneas vocales que constrastan muy bien con las de Neal Morse. Su carácter durante el concierto, en principio poco comunicativo, se debe a que necesita un alto grado de concentración, pero se prefiere eso a un tipo que no se encuentre… ¿no es así?

Su momento álgido viene con el arreglo especial de “Bridge Across Forever”, solos Morse y Stolt, que es el momento más emotivo. Me parece muy llamativo también que Neal haya cedido a Stolt la voz principal en “We all need some light”, a la cual le presta una nueva visión, pero a la que, sinceramente, no me acabo de acostumbrar. Un notable alto para Stolt y la promesa de escuchar más The Flower Kings, que lo que he escuchado me ha ido gustando.

Pete Trewavas

Mr. Pete Trewavas (Marillion)

Mr. Pete Trewavas (Marillion)

Mr Pete, bajista de la mítica banda Marillion -por lo visto en un principio Silmarillion- es un elemento fundamental en este grupo. Participa con ideas geniales en los procesos de composición, es un maestro del bajo, y además hace sus pinitos como showman (En este momento de la foto le pillé uia pose bastante curiosa). Sus líneas vocales son también muy interesantes, de nuevo ejerciendo un contraste muy bueno con el resto de voces. Durante el concierto, al tener que llevar la base rítmica de todo el asunto junto con Portnoy, es muy interesante ver cómo se mantienen en constante comunicación. La mayor parte del tiempo le verás consultando con la mirada a Portnoy, como pensando … “¿vamos ya? termina de hacer ese relleno infinito…” pero siempre el buenrollismo inunda la sala, comentan entre ellos y bromean continuamente y se rien, sin perder nunca la seriedad en lo que están haciendo. Momentos épicos cuando se queda sin bajo y no sabe qué hacer, porque se lo ha quitado Portnoy para hacer de las suyas. Es entonces cuando nos regala un intento de rapear haciendo percusiones con la boca y el micro…impagable. O cuando se le cruzan los cables se va a la guitarra acústica a tocar un par de notas sin sentido. Y también destacar su solvencia con los teclados, en el momento en que casi todos intercambiaron instrumentos para hacer una pequeña jam session. Sobresaliente Mr Pete.

Daniel Gildenlöw

Mr. Daniel Gildenlöw (Pain Of Salvation)

Mr. Daniel Gildenlöw (Pain Of Salvation)

Me quitaría el sombrero de tenerlo. Lo del hombre todo-en-uno de Pain Of Salvation, en Transatlantic, es increible. Pese a no aparecer en los créditos por no haber participado como miembro oficial, es claro que Daniel Gildenlöw es un miembro importante de Transatlantic. Es muy diferente la imagen de él, en el Live In Europe, escondido tras su teclado al fondo del escenario, con guitarra al hombro, de la imagen de esta gira. En estos conciertos se hace mucho más visible, moviendo a la gente, subiendo al frente cuando la ocasión lo necesita… y lo de su participación instrumental es impresionante. El hombre algunas veces te llega a agobiar. Se encarga de partes de guitarra eléctrica, alternando con partes importantes de acústica -tareas que según parece Morse ha delegado en él- además de manejar grabaciones desde un portátil, llevar un teclado y tocar percusiones adicionales y como todo el mundo en Transatlantic, cantar. Si algo negativo tengo que decir del concierto es que no escuché claramente la magnífica voz de Gildenlöw -el que tiene más técnica y registro de todos- El sonido fue impresionante, pero no escuché bien a Gildenlöw y demasiado bajo también a Trewavas (la voz me refiero). ¡No se puede tener todo!

Pain Of Salvation se está convirtiendo en uno de mis grupos favoritos y lo recomiendo encarecidamente. Comenzando por el DVD “Ending Themes” para introducirse. Tienen un directo impresionante. La inclusión del quinto hombre en el directo de Transatlantic es una necesidad y un acierto pleno. Por cierto, también formó parte fugazmente de The Flower Kings.

Mike Portnoy

Mr. Mike Portnoy (Dream Theater)

Mr. Mike Portnoy (Dream Theater)

¿Qué presentación necesita el batería y alma de Dream Theater? Este señor es hoy dia uno de los mejores baterías -por no decir el mejor- dentro del rock y metal progresivo y por supuesto uno de los mejores baterías dentro del rock en general. Sus constantes adornos e improvisaciones sobre lo que estaba grabado, sin perder jamás el tiempo, aderezándolo con una dosis muy generosa de guiños al público -en particular al femenino- de comunicarse con la gente, de sonreir, de usar la baqueta como una batuta y de hacer lo que hace sin despeinarse, es impresionante. Tuve una posición privilegiada para admirarle y lo que hace este hombre es de otro planeta. Toca muy fuerte y con precisión, lleva el tiempo con exactitud, adorna como nadie, no falla una y domina muchos estilos, como el jazz, que es capaz de intercalar en las composiciones de Transatlantic para darles un toque muy personal. Es una delicia ver como suma todo tipo de artilugios a bombo y la caja, para darle al asunto otro color: platos de todos los tamaños, formas y colorines y hasta una pandereta. Y en otros conciertos que hay por ahí de Liquid Tension, hasta un punching ball, que no sirve para nada pero es divertido golpear.

El papel de Portnoy en el grupo es también el de dinamizador de los conciertos, porque es el más comunicativo con la gente. Si no fuera por él, no se quien hablaría con el público. Reparte baquetas por doquier -aunque no le perdone que no me cayera ni una- se cambia de camiseta: la de Transatlantic naranja, otra negra, la del Atletico y el mono de Dharma, porque es un fanático de LOST. Me encantan sus partes vocales, realmente tiene talento para voces adicionales y coros. Sólo que no hay que dejarle cantar temas completos -A salty dog- porque ahí ya flojea un poco. Sus momentos impagables son: todo el concierto!! pero bueno, especialmente cuando se deja llevar por la gente en su momento moshing, cuando coge el bajo o cuando se intercambia con Neal Morse en la batería.

Neal Morse

Mr. Neal Morse (ex Spock's Beard, Neal Morse Band)

Mr. Neal Morse (ex Spock’s Beard, Neal Morse Band)

El alma de Transatlantic y motor principal es un señor llamado Neal Morse, de larga y exitosa trayectoria musical primero con Spock’s Beard y luego en solitario. Ahora, siendo un cristiano muy convencido, se dedica a dar servicios religiosos con su guitarra y a sacar discos (Sola Scriptura, One…) de inspiración cristiana.

Aparte de estas anécdotas, el hombre es un compositor impresionante y un letrista exquisito y en este concierto cantó como nunca. Su manera de cantar siempre me ha impresionado, porque, no siendo de los mejores, su capacidad de interpretación, de feeling como se lo podría llamar, es el mejor. Es una persona que cantando te llega, y me dio pena que dejara de cantar “We all need some light” porque es un gran momento, aunque siempre nos quedará “Bridge”.

Aparte de ser el compositor y el cerebro del grupo es un solvente multi-instrumentista, siendo su responsabilidad los teclados, pero dándole caña también a la guitarra e incluso si se tercia a la batería. Cantando e interpretando, llama la atención su pose de predicador con las manos abiertas y los brazos extendidos de par en par, es algo que le da mucha ambiente a las interpretaciones.

Transatlantic

Transatlantic

Transatlantic

El todo es superior a la suma de todas las partes en este grupo. Todos los genios indicados se combinan para crear magia en el escenario. Una integración perfecta, una comunicación impecable entre todos, haciendo que todas las improvisaciones queden bien, hacen de este show algo memorable.

Al principio me preguntaba si iban a poder tocar todos los clásicos, aparte de “The Whirlwind”, porque sabiendo lo que duran no sabía si iban caber. Y para disfrute del respetable, fueron cayendo uno detrás de otros todo lo que yo al menos quería oir: “The Whirlwind” enterita (son 77 minutazos sin parar) y descanso merecido, para reaparecer y regalarnos “All of the above”, “We all need some light” 2.0 🙂 con la voz de Stolt, “Duel with the devil” uuuufffff!!!, el momento ultra-emotivo e inspirado de Stolt con Morse haciendo un arreglo especial de “Bridge Across Forever” y acabar con “Stranger in your soul”.

Y encima, regado con el fragmento de Star Wars que intercalan, que se ve que a Neal Morse le sirvió de inspiración para la música de “The Whirlwind” y otro fragmento intercalado de “Highway star” de Deep Purple, además de la jam session dentro de “Stranger”, el moshing de Portnoy, sus piruetas y un pequeño apagón en la sala, durante el cual siguieron tocando como si nada, sin perder el sentido del humor. Irrepetible. ¿Tendremos que esperar otros ocho años?

Por favor instala Flash para ver este vídeo
Por favor instala Flash para ver este vídeo
Despedida y cierre

Despedida y cierre


Archivado en categoría(s) Música

Enlace permanente



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *