King Crimson – Epitaph

Pocos grupos conozco cuyo primer disco sea tan enorme como King Crimson. Este primer album se llama In The Court Of The Crimson King y es perfecto de principio a fin, las canciones están perfectamente enlazadas y cohesionadas. Me resulta difícil elegir una, pero hoy me ha venido la inspiración con Epitaph

Destacar del disco en general que, en mi opinión, suena como debe sonar un disco. Y esto no es tan sencillo en el siglo XXI de los discos sobreproducidos, a tope de volumen y con mil y un artificios. Hay muchas cosas horrendas en la grabación de muchos discos hoy, principalmente en música de consumo masivo. Por poner un ejemplo que afecta a casi todos los géneros, la guerra por el volumen –Loudness war– ha afectado incluso a Metallica, que sufrió del efecto conocido como clipping en su disco Death Magnetic, quizá por ese intento de aumentar la compresión para lograr más picos de volumen. Posteriormente rectificaron y publicaron una versión digital incluida en el videoguego Guitar Hero que no contenía estos errores.

Volviendo al tema. Un redoble de ultratumba deja paso a un omnipresente Mellotron que guia todo el desarrollo. La estrofa viene acompañada de batería y bajo -simple y efectivo- con un sonido exquisito, cada instrumento está donde tiene que estar. Y de vez en cuando suenan algunos acordes de guitarra un tanto apocalípticos. Me gusta cuando lo que se está intentando comunicar con la pieza no se hace exclusivamente por medio de la letra, sino que se hace también con los recursos estilísticos a la hora de interpretarla. Se consigue a la perfección. La canción tiene tintes apocalípticos, refiriéndose a los efectos de la devastación nuclear. La voz de Greg Lake, la manera especial que tiene de guiarnos por esta historia, es como un grito desesperado y parece que una petición de ayuda. Hasta los cambios en la intensidad y volumen a lo largo de la canción nos dicen cosas. ¡dentro música!

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *